Ivy Pochoda: Visitation Street

Ivy Pochoda: Visitation Street. Barcelona: Malpaso, 2017. 316 páginas. Traducción del inglés (USA) de Ramón de España. Título original: Visitation Street. New York: Ecco Press, 2014.


Navegar un rato por las aguas de la bahía del East River de Brooklyn, aunque sea en un frágil bote hinchable, parece una buena idea en una calurosa noche de agosto. June y Val, dos adolescentes del barrio de Red Hook, un rincón de Brooklyn, emprenden una singladura que acabará fatal. June desaparece en las aguas negras de la bahía y Val acaba medio muerta, arrojada a la orilla, inconsciente entre la basura, encontrada y rescatada por el profesor de música de su colegio.
Jonathan Spence es un compositor venido a menos que sobrevive en Red Hook dando clase a niñas sin interés por la música y que pasa sus noches sonámbulas entre el alcohol y los paseos sin rumbo por el barrio. Él salva a la joven Val.

Aquella noche había otro personaje en la orilla del río, Cree James, un joven negro que vaga recordando a su padre, asesinado recientemente. Cree es el principal sospechoso para la policía, pero el joven tiene un valedor, Ren, Renton Davis, un muchacho no mucho mayor que Cree. Acaba de salir de la cárcel y dedica el tiempo a pintar alucinantes grafitis que llenan de vida los muros de las antiguas fábricas y almacenes del barrio.

La desaparición de June y la amnesia de Val sacuden la vida del barrio. El ultramarinos de Fadi se convierte en el centro informativo de Red Hook, allí recalan los protagonistas mientras los ánimos se van calentando por el caso de las muchachas y por la inminente llegada a los muelles del barrio de cruceros llenos de turistas.

Los tres jóvenes, Val, Cree y Ren intentan sobrevivir en un barrio hostil, soportando las sospechas y a la vez interpretando el extraño mundo de unos adultos inadaptados, llenos de obsesiones, incapaces de comprender las necesidades de los adolescentes y las suyas propias. Sólo desvelar el misterio de aquella noche de la singladura de Val y June en la que todos están implicados puede traer un poco de sosiego a la ansiosa sociedad de Red Hook.

La intención de Ivy Pochoda es describir cómo se desvanecen las redes sociales en un barrio en descomposición. Red Hook es una parte de Brooklyn, una barriada que fue industrial y portuaria, pero que ahora es una parte de la ciudad sin lazos sólidos entre los vecinos al haber desaparecido el trabajo y los intereses comunes. En Red Hook coexiste el lumpen sintecho y yonquis con una clase mediabaja obrera blanca y un grupo de trabajadores pobres negros. Viven cerca, pero sin mezclar. El racismo y el clasismo también está presente en esta barriada.

Pochoda hace que su narrador siga a seis personajes principales: el compositor alcoholizado Jonathan Sprouse, el mercader libanés Fadi -que recoge en sus hojas periódicas todas las noticias que genera el barrio- y los cuatro jóvenes que se agostan en el barrio: el sospechoso Cree James, que vaga por Red Hook intentando superar el asesinato de su padre, Valerie Marino, la niña rescatada de las aguas que no puede o no quiere recordar, Ren "Hecho Polvo" Davis, un criminal a su pesar que ha venido a redimir a Cree y al barrio y Monique, la prima de Cree, que hereda los poderes videntes de la familia mientras se desborda en el mundo de las drogas y las pandillas.

Hay un buen montón de personajes secundarios también: la familia de Cree, que convive con la magia y con los espíritus; la fauna de perdedores del Run Down, el bar en que se emborrachan los protagonistas; o las bandas de jóvenes sin esperanza, pequeños camellos. El narrador incluso se mete en la piel de los muertos y describe sus sentimientos mientras despegan del mundo de los vivos.
Tanto los vivos como los muertos parecen incapaces de dejar atrás el barrio. Todos esperan que algo cambie, que el cambio venga de fuera, aunque sea en forma de cruceros de turistas que hagan remontar al economía local. Al final la solución estará en enrolarse en una aventura a lo Huckleberry Finn, en una balsa neumática, en una barcaza hecha de despieces o en un automóvil descacharrado.

Pochoda construye Visitation Street sin ansiedad por la resolución de los misterios, con un ritmo pausado, dejando todo el protagonismo a sus actores para que describan cómo el drama va cambiando sus vidas hasta obligarles a enfrentarse a si mismos y a tomar decisiones que les desahoguen.


www.writersvoice.net
Ivy Pochoda, Nueva York, 1977. Se licenció en Letras Clásicas en la universidad de Harvard. Fue jugadora profesional de squash y ahora es colaboradora de varios medios escritos de comunicación.
Visitation Street es su segunda novela.

1 comentario :