Marc Moreno: Temps de rates

Marc Moreno: Temps de rates. Barcelona: RBA-La Magrana, 2017. 266 páginas.

La Verneda es un barrio en el nordeste de Barcelona: grandes bloques de pisos-dormitorio, polígonos industriales, descampados y avenidas que parecen carreteras. Un barrio en regeneración urbanística si preguntas a los técnicos.

En La Verneda pululan tres jóvenes: Charly, el Mentens y Eloi. Eloi vive con su madre, que mantiene a la familia fregando pisos, y con su padre, un borracho porrero que pasa más tiempo en el bar chino de la esquina que en casa -afortunadamente, porque tiene la mano muy larga-.

Un día el vecino de Eloi le deja una mochila para que se la guarde hasta que regrese. Más que pedirle un favor, Andreu le está ordenando a Eloi que le esconda y custodie un alijo de ocho quilos de coca. Andreu es el vecino camello de media monta enfrentado al poderoso clan de los Lodowinsky, que controla con mano de hierro el hampa de la Verneda y el tráfico de drogas. Eloi no es precisamente un muchacho impulsivo, así que se resigna a convertirse en el guardián de un tesoro intocable.

Conforme pasa el tiempo y la peligrosidad de Andreu se diluye, Eloi decide que celebrar alguna fiestecilla con unas cuantas rayas le va a alegrar la monótona existencia a él y a sus amigos. Con un poco de suerte podrá intimar con Jèssica, una muchacha de su edad aficionada al polvo que trae de cráneo a las hormonas sexuales masculinas del barrio.

Lástima que alguno de los amigos de Eloi sea un tanto bocazas y que se expanda el rumor de que está trapicheando sin permiso. Si la vida de Eloi hasta entonces era un tormento de monotonía y desesperanza, a partir de ahora será una tormenta de hostias y persecuciones. Los matones a sueldo de los Lodowinsky quieren saber de dónde sale la droga que se mueve en su barrio, los mossos corruptos que dominan el barrio, Sánchez y Rueda, quieren su parte del pastel (más bien todo el pastel), los advenedizos independientes quieren demostrar a los Lodowinsky su valía regalándoles el codiciado botín, los amigos y parientes de Eloi quieren salir de la miseria aprovechando la providencia y, además Andreu y su glock han regresado al barrio a recuperar lo que es suyo.

En fin, Eloi y sus amigos van a tener que salir de su apatía y demostrar su imaginación si quieren tener alguna oportunidad de salir con bien, o al menos con vida, de la encerrona del regalo envenenado y del barrio que se desmorona.

Marc Moreno hace que uno de los muchachos del trío protagonista, Charly, relate, como narrador omnisciente, la aventura de estos tres seres perdidos y desesperanzados. Su narrador es parte de la historia, pero también conoce todo sobre los demás. Aunque él no esté en las escenas o en la mente del resto de los protagonistas, sabe lo que sienten, lo que traman y lo que les pasa, como un diablo cojuelo volando sobre los descampados y torres de la Verneda. El barrio es el destino y la causa de los protagonistas. Apenas salen de él, a pesar de que nada positivo les ofrece: trapicheos, paro, horas muertas en los bancos del parque, desahucios, familias rotas que no sirven de soporte, racismo, corrupción, violencia y egoísmo.

Tampoco es que los protagonistas hagan nada por escapar de la miseria. No pretenden sino sobrevivir sin demasiado esfuerzo, dejarse llevar desorientados por la vida líquida que los ahoga y poco más. Acaban de comenzar su existencia y ya tienen ganas de que todo acabe. Su barrio, en el que se acumulan todos los tópicos de la degradación urbana y de los hábitos de los chavs barceloneses, sale tan malparado como la mayoría de los protagonistas que lo habitan. No podía ser de otro modo.


twitter.com

Marc Moreno, Barcelona, 1977. Ha trabajado como periodista para medios como La Vanguardia y la revista Lonely Planet. Es editor de Llibres del Delicte, especializada en novela negra en catalán de autores catalanes. Con Temps de rates ha ganado el VIII Premi Crims de Tinta.


Ha escrito varias novelas negras: 

Cabdills. Barcelona: Actéon, 2011.

Indepedència d'interessos. Barcelona: Llibres del Delicte, 2013.

Con Xavier Diaz: Coll Avall. Barcelona: Llibres del Delicte, 2013.

Con Sebastià Bennasar, Lluís Llort y Salvador Macip: La reina de diamants. Barcelona: Llibres del Delicte, 2014.

Els silencis dels pactes. Barcelona: Llibres del Delicte, 2014.

Contra l'aparador. Barcelona: Llibres del Delicte, 2015.

Temps de rates. Barcelona: RBA-La Magrana, 2017.


John Connolly: La canción de las sombras.

John Conolly: La canción de las sombras. Barcelona: Tusquets, 2016. 444 páginas. Traducción del inglés de Vicente Campos González. Título original: A Song of Shadows. 2015.


El investigador privado Charlie Parker ha quedado maltrecho tras su última aventura. Para recuperarse decide instalarse en un pueblo de la costa de Maine, Boreas. Una casa en la playa cerca de la ocupada por Ruth Winter y su joven hija, Amanda. 

El restablecimiento físico de Parker es lento y no ayuda que pocos días después de llegar al pueblo ya se vea envuelto en un extraño caso: aparece en la playa que tiene a los pies de su casa el cadáver de un periodista que ha estado investigando lejos de allí las identidades de antiguos nazis escondidos tras fraudulentos papeles de nacionalidad norteamericana. En concreto, andaba persiguiendo al grupo que controlaba el campo polaco de Lubsko: una sórdida trampa con fachada de apacible pueblo en el que se extorsionaba a acomodadas familias judías que invertían su fortuna  para poder acceder al ambiente privilegiado de Lubsko. Cuando los carceleros habían sacado hasta el último pfennig exterminaban a toda la familia.

Paker no cree que el periodista se haya suicidado y comienza una pesquisa por la zona de Boreas, en donde se asienta, desde hace generaciones, una importante colonia alemana. Su investigación, para la que cuenta con los inefables y misteriosos Louis y Angel, le lleva a comprender que su vecina, Ruth Winter no es capaz de ocultar el pánico que siente por algún secreto siniestro. Pero es incapaz de pedir ayuda a Parker. Cuando una familia de Maine es masacrada en su casa, arrasada por las llamas, por uno de los hijos de la familia, que ha desaparecido, Parker vislumbra el mal que se yergue sobre la zona y sobre el caso que tiene entre manos.

Parker no está en su mejor momento físico ni mental, pero su cruzada contra los poderes maléficos que hay más allá de las apariencias no puede detenerse si no quiere que las muertes se multipliquen. Hay que descubrir la red nazi y a los verdugos y condenar sus cuerpos o sus almas.


Aquí está la décimocuarta entrega de la serie protagonizada por Charlie Parker. John Connolly sigue moviéndose con soltura en este ambiente entre el mundo humano y el sobrenatural en el que los espectros y fuerzas de otro mundo -inspiradas en la tradición católica- tienen un peso importante en la acción. Connolly sigue buscando las pérfidas formas del mal humano y hace que los responsables sean castigados. Cuando consiguen evadir la ley humana les queda rendir cuentas con el más allá. Claro, este deus ex machina acaba con muchos de los alicientes del género ya que tarde o temprano a todo los maléficos les va a tocar la condenación pavorosa. No hay manera de escapar, pero Parker debe intentar que la muerte y el mal no se extiendan por la faz de la tierra y que no manchen a sus seres queridos. El personaje de su hija pequeña gana importancia en esta entrega, está llamada a convertirse en una fuerza prodigiosa sobre la que seguramente pivotará la serie.

Por lo demás, Connolly tiene una habilidad ejemplar para montar historias y darles un ritmo sin altibajos y crear un suspense creciente (lástima que a veces resuelto de manera expeditiva por el destino sobrenatural). Ha creado una serie de personajes de una pieza, que uno está deseando que tomen parte en la acción. Los extravagantes Louis y Angel, por ejemplo, son el anticlímax a las densas escenas de Parker, siempre entre espectros y aparecidos.

Varias historias se desarrollan en La canción de las sombras y acaban formando la sólida trama final de esta descripción de la perversidad de las mujeres y hombres nazis. Los pecados del pasado pesan sobre los que los comenten y sobre las generaciones futuras. Amén.


literaryfestivals.co.uk

John Conolly, Dublin, 1968. Se formó en la universidad de Dublín como periodista y comenzó a trabajar en The Irish Times, hasta que en 1999 escribió su primera novela que ganó varios premios y obtuvo gran éxito de ventas y crítica. En ella Todo lo que muere, ya introducía a su principal héroe el detective Charlie Parker. 




De la serie Charlie Parker:

Todo lo que muere. Barcelona: Tusquets, 2004.

El poder de las tinieblas. Barcelona: Tusquets, 2004.

Perfil asesino. Barcelona: Tusquets, 2005.

El camino blanco. Barcelona: Tusquets, 2006.

Más allá del espejo. Barcelona: Tusquets, 2011.

El ángel negro. Barcelona: Tusquets, 2007.

Los atormentados. Barcelona: Tusquets, 2008. Els turmentats. Barcelona: Bromera, 2011.

Los hombres de la guadaña. Barcelona: Tusquets, 2009. Els homes de la dalla. Barcelona: Bromera, 2012.

Los amantes. Barcelona: Tusquets, 2010. El amants. Barcelona: Bromera, 2011.

Voces que susurran. Barcelona: Tusquets, 2011. Les veus. Barcelona: Bromera, 2011.

Cuervos. Barcelona: Tusquets, 2012. Corbs. Barcelona: Bromera, 2012.

La ira de los ángeles. Barcelona: Tusquets, 2014.

El invierno del lobo. Barcelona: Tusquets, 2015.

La canción de las sombras. Barcelona: Tusquets, 2016.

A Time of Torment. 2016.

Recién incorporados a la banda

Un repaso por la novedades recién llegadas a las librerías, o que están a punto de llegar en las próximas semanas, nos ofrece un espectacular catálogo con nuevas, y esperadas, novelas de los autores más admirados de los últimos tiempos y el trabajo de alguna nueva pluma que quiere demostrar su destreza.


Nada menos que Petros Márkaris vuelve con el comisario Kostas Jaritos a finales de mes: Offshore. La crisis no ha acabado en Grecia, y la aparición del cadáver atado, inmovilizado, de un alto funcionario heleno no es sino una metáfora de un país atenzado por los acreedores internacionales y el sistema capitalista. Jaritos investigará poniendo en riesgo su carrera. Maria Franquesa Gòdia al catalán y Ersi Marina Samará Spiliotopulu al castellano lo han traducido para Tusquets.


Sajalín ha traducido (de la mano de Damià Alou) la segunda novela de Gene Kerrigan: Delincuentes de medio pelo. Kerrigan vuelve a describir la Irlanda contemporánea (tras La Furia) a través de un delincuente de poca monta que debe pedir permiso a uno de los jefazos de Dublín para dar un golpe que le saque de la miseria. Nada saldrá como está previsto. En breve en Paraffin test.




La gente de RBA ha decidido sacar dos novedades de grandes bestias de su escudería: Harlan Coben y Lawrence Block.



Harlan Coben: Te echo de menos. La policía Kat Donovan investiga una serie de extrañas desapariciones mientras sigue atormentada por el misterio que todavía envuelve el asesinato de su padre, el agente Henry Donovan. Traducido por Jorge Rizzo Tortuero.







Lawrence Block: En medio de la muerte. Uno de los últimos clásicos vivos de la tradición negra norteamericana vuelve a seguir las peripecias del expolicía Matthew Scudder, ahora detective privado sin licencia, que le echa una mano a un policía poco popular por sus denuncias de corrupción a compañeros del cuerpo. No hay que perdérsela. Traducida por Antonio Iriarte Jurado.




Salamandra prepara tres golpes de aquí a abril. El primero de la mano de Louise Penny: El juego de la luz. La tercera entrega traducida de la autora canadiense, nos vuelve a llevar al pueblo de Three Pines, en las afueras de Montreal y de nuevo el mundo artístico se ve implicado en un asesinato misterioso: el cadáver de una antigua amiga con la que había perdido el contacto aparece en el salón de una pintora aficionada. Armand Gamache y su equipo deberán resolver el caso.


En marzo una nueva aventura del subjefe Rocco Schiavone. Antonio Manzini: El sol de mayo. Por fin va llegando la primavera al gélido destierro del policía en el valle de Aosta, pero no la paz ni el descanso para la fábrica de testosterona Schiavone: debe investigar dos asesinatos que le llevan a descubrir la trama oculta entre los intereses fraudulentos del valle de Aosta y de Roma.



Y, ya en abril, una nueva novela de Andrea Camilleri: Un nido de víboras. Montalbano recoge a un vagabundo en una noche lluviosa que se convierte en la clave para investigar la muerte del contable Berletta, un personaje de mil caras que sorprende al comisario.

En catalán: Un cau d'escurçons. Edicions 62. Traducido por 








El equipo de editorial Alrevés propone dos fichajes:
Pere Cervantes Pascual acaba de publicar Tres minutos de color, una novela inquietante sobre un policía barcelonés que ve la vida en blanco y negro (literalmente) y que estará muy cerca de una experiencia cercana a la muerte. Escalofrío.

Y el segundo fichaje es el de Javier Hernández Velázquez: Mientras mueres. Una narración de la imposibilidad de escapar del destino y de la escasa diferencia que hay entre vivir y morir. Pues eso.



Impedimenta continúa su recuperación de grandes clásicos de la novela criminal. En este caso John Mortimer: Los casos de Horace Rumpole, abogado. Es una obra puramente british, llena de ironía, agudeza e intriga en la que aparece retratada con sarcasmo la sociedad londinense de la época. Traducida por Sara Lekanda Teijeiro.




Alianza sigue apostando por las novelas de suspense psicológico de Gilly Macmillan con esta historia que se desarrolla en veinticuatro horas, un día en la vida de una adolescente que siente la presión de guardar un terrible antiguo secreto. Mariposa en la sombra ha sido traducida por María del Puerto Barruetabeña Díaz. 







Alfaguara prepara munición como para asaltar Fort Knox. Vamos paso a paso, empezando por lo más reciente.


Muy recomendable la novela de
Ottessa Moshfegh: Mi nombre era Eileen, traducida por Damià Alou Ramis. La historia de Eileen Dunllop, que vive en sus papeles de cuidadora de su padre alcohólico y de trabajadora administrativa en el correccional de Moorehead. Pero tiene sus propios planes para salir adelante, alguno bastante siniestro. Pronto en Paraffin Test. 





Un peso pesado. Benjamin Black: Las sombras de Quirke. Vuelve John Banville a trabajar la novela policial en esta séptima entrega del atormentado patólogo Quirke. Aquí está investigando la muerte de un joven que parece haberse suicidado. Ya. La pesquisa llevará al patólogo a volverse a enfrentar con sus carencias afectivas, su pasado y su familia disfuncional. Lo ha traducido al castellano Nuria Barrios y al catalán Eduard Castanyo Montserrat para Bromera: Fins i tot els morts.



El siguiente candidato que tiene preparado es nada y nada menos que
Pierre Lemaitre: Recursos inhumanos. Alian Delambre es un director de recursos humanos en paro. Está dispuesto a cualquier cosa, incluyendo estafar a su familia y llevarse por delante a otros seres humanos, para conseguir un trabajo. Una crítica de la sociedad capitalista y de la sobrevaloración del trabajo. Traducido por Juan Carlos Durán Romero al castellano y por Albert Pejó Orellana al catalán para Bromera: Recursos inhumans.



Y para dentro de unas semanas, Sandrone Dazieri: El Ángel, la segunda tanda de las aventuras de la subcomisaria romana Colomba Caselli y su colaborador Dante Torre. Ahora la aventura comienza con un ataque de gas venenoso en el tren de alta velocidad entre Milán y Roma. Seguro que será tan tenebroso como la primera entrega: No está solo. Traducido por Francisco Javier González Rovira.





Como propina Random House sigue con la imprescindible reedición del Cuarteto de Los Ángeles de James Ellroy. Le toca ahora el turno, después de La dalia negra, a El gran desierto, en traducción de Carlos Gardini d'Angelo. Esta es, por cierto, una de las novelas favoritas del gran Dennis Lehane y nos recomendó hace unos días que no nos la perdiéramos. Aquí tenéis su selección.



Y acabo, aunque debería comenzar, con dos premios:


El VIII Premi Crims de Tinta de RBA ha ido, muy justamente, a manos de Marc Moreno con Temps de rates. Una soberbia historia de tres jóvenes amigos en el barrio periférico barcelonés de la Verneda: droga, desesperanza y corrupción en una novela de pícaros con un ritmo intachable. Pronto en Paraffin test.

Y el otro es para un libro que me había pasado desapercibido pero al que creo que hay que darle una oportunidad. El premio a la mejor novela negra europea del 2016. Olivier Norek: Efecto dominó. Una narración con dos tramas: la de Nano Mosconi, que quiere escapar como sea de su retención en prisión de Marveil, y la de la investigación de un secuestro por parte del capitán Victor Coste y su equipo de Sena-Saint-Denis. Publicado por Grijalbo y traducido por Sofía Tros de Ilarduya.